Algunas reflexiones

“La UPV y la Universidad de Deusto trataron de darnos una visión diferente de cómo tangibilizar el valor que Euskaltel genera, para poder objetivizar las actuaciones y poner en valor las peculiaridades de la compañía y llevarlas a números, en un contexto en el que el sector tiene en general mala imagen y en una compañía con gran impacto en el entorno.
Con esta Metodología se puede demostrar el valor más allá de la cotización de una acción, ya que trata de explicar la Contabilidad de una manera diferente. La ventaja es que las métricas las hacemos nosotros mismos y cualquiera, independientemente de su formación, las puede entender. El trabajo nos ha servido para el diálogo con diferentes stakeholders.
Poder utilizar este tipo de datos para una inversión o para comparar con entidades similares es muy interesante. Nos gustaría que otras empresas realicen un ejercicio similar para poder hacer comparativas y ver cómo se comportan con las mismas métricas.
Es necesario ser capaz de monetizar las iniciativas que realizas en tu organización, porque si no, no llegan a ningún sitio. De cara a los grupos de interés y a las AAPP en particular, se les da a conocer que hay otras muchas cosas detrás además de la recaudación, que es el valor que se revierte en la sociedad.”
Jon Ander de las Fuentes, Director Financiero de Euskaltel
“La monetización del valor social es un tema de amplio espectro tanto para la investigación académica como para su aplicación en la Administración.
La universidad tiene un sentido para existir, que es hacer aportaciones prácticas y aplicadas a la sociedad. A través las líneas de investigación que trabajan el valor social, se profundiza en aspectos que luego dan rédito y un resultado en la sociedad.
En la Administración, hasta ahora el valor social este ha sido uno de los grandes desconocidos y sus avances han tenido poco reconocimiento por la sociedad en general y por los gobiernos en particular. Es la Administración Pública la que debe impulsarlo, ya que la medición del valor social y su implantación en las organizaciones es una línea clara de futuro.”
Gustavo Zaragozá, Director General de Análisis, Políticas Públicas y Coordinación en Presidencia de la Generalitat Valenciana y Profesor de la Universidad de Valencia
“El interés público no lo genera solamente la Administración, también lo hacen otras organizaciones de titularidad privada con interés público. Por eso, la Administración Pública, tiene que velar porque los proyectos generen más valor social, genere impactos en las personas, inclusión, cohesión, etc.
La cuantificación del valor social tiene una gran aportación en el actual contexto socioeconómico, en el que los ciudadanos exigen más transparencia y una rendición de cuentas o Accountability. Por eso, las AAPP tienen una obligación con el ciudadano y una responsabilidad aún mayor.
Los indicadores que hemos encontrado hasta ahora han sido de proceso, pero nunca se ha medido el impacto (cuánta inclusión, cuanta felicidad, tranquilidad) hemos generado con nuestras actuaciones. La cuantificación del valor social lo pone en una unidad de medida común que son los euros, que es más comunicable. Además, consigue incorporar en los resultados de las actuaciones lo intangible pero también los impactos negativos descontándolos.”
Sergio Murillo, Director General de la Diputación Foral de Bizkaia

“Vimos necesaria la reflexión sobre lo que estábamos haciendo sobre todo en uno de nuestros proyectos, y el modelo tradicional no nos servía para ponerlo en valor. La metodología de cuantificación del valor social nos permitía conocer la percepción de nuestros grupos de interés y conocer las variables de valor por las que nos conocen.
Nuestros principales objetivos eran comprender cómo afectan nuestros proyectos a nuestros grupos de interés y por otro lado cuantificar el impacto social mediante el análisis del valor social integral. Cuantificar el valor social con esta metodología, que surge de la Universidad, y cuantifica lo cualitativo a través de algoritmos, otorga una seriedad y un respaldo.
Incorporar el valor social integral nos ha servido para conocer la percepción de nuestros principales grupos de interés, para afinar nuestro modelo y ajustarlo, e integrar la Contabilidad Social en nuestra cultura.”
Luis González, Director en Fundación Acción contra el Hambre.
“Cada vez más, lo intangible representa una parte muy importante del valor de las compañías. Ahora la diferenciación y la creación de valor no está en los productos, sino en el propósito, en la misión, en el porqué haces lo que haces. Y sobre la base de ese propósito, hay que organizar el cómo haces las cosas, para transformarte. Por eso, lo social está inyectado de primera mano. O incorporas las expectativas de tus grupos de interés o nunca podrás activar la diferenciación para que genere valor.
Para hacer que las empresas se transformen y cambien, hay que definir ese propósito y activarlo, establecer métricas e incorporarlo a la estrategia, salir del corto plazo para abarcar el largo plazo y llegar a una visión multistakeholder.”
Angel Alloza, CEO Corporate Excellence
“El poder transformador en el mundo lo tienen las personas, las grandes instituciones y los políticos.
La cuestión está en ser coherentes en la aplicación de los valores corporativos. Si actualmente se desconfía de muchas grandes compañías es porque muchas veces la gente se ha sentido engañada. Por eso, la gente tiende a confiar y creer en las instituciones en las que le dan confianza y cercanía. Primero hay que fijar los valores, y después aplicarlos.
Las empresas tienen que ser capaces de dar resultados, ofrecer empleo, ser innovadoras ser competitivas ser eficientes y además tienen que hacerlo en un escenario más humano y comprometido donde la solidaridad se imponga.”
Juan José Almagro, Vicepresidente de UNICEF y ex Director General de Mapfre

Conocer cómo se calcula el valor social ha sido una experiencia enriquecedora. Búscabamos una foto que pudiera reflejar no solo el resultado financiero de la entidad, sino también el valor que aportamos en su conjunto al territorio donde ejercemos nuestra actividad, la provincia de Ciudad Real. Por eso, desde el paraguas de Laborvalía hemos intentado dotar a los centros ocupacionales de la provincia de una herramienta que les permita poner en valor toda la actividad que realizan.
Alfonso Gutiérrez, Gerente Laborvalía y Presidente de AESE
“El tema del valor social es algo que nos interesa y nos preocupa, y creemos que otorga credibilidad, transparencia y además nos permite la mejora continua y el conocernos más.
La cuenta de resultados para una empresa es su fin pero para una organización como la nuestra es el medio para conseguir transformación social. Por eso, poder tangibilizarlo es fundamental para nosotros.”
Almudena Martorell, Presidenta Fundación Carmen Pardo-Valcarce.
“Monetizar el valor social supone ampliar el conocimiento que una organización tiene de sí misma, saber explicar a sus órganos de gobierno, empleados, clientes, proveedores, accionistas, etc. de manera más certera cuál es su base y cuál su proyección. Ampliar la contabilidad financiera con el componente social es construir un tipo de organización más vinculada a las personas y al territorio. Trabajar, además, desde la perspectiva de los grupos de interés, ofrece una mayor exigencia de calidad, transparencia, una cercanía con el mundo real y un plus de exigencia de calidad.”
Cristóbal Sánchez, Director en Fundación Montemadrid y Presidente de Solidarios para el Desarrollo

“El interés en el tema del valor social ya está integrado. Existe interés por parte de la Administración Pública, Universidad, empresas de todo tipo, sociedad, etc. El interés supone que haya que realizar distintas actuaciones.
En la Universidad, estamos estableciendo las bases de la monetización del valor social. Vamos a poner en marcha distintas actuaciones como un MOOC en el que van a estar involucradas organizaciones que ya han participado en el proceso, y varias universidades. Y tendrá como finalidad poner en valor cómo se hace, para qué sirve, explicaciones teóricas y prácticas para explicar el proceso de cuantificación del valor social en cualquier tipo de organización.
El futuro es la integración de lo social con lo económico en uno solo, para ello se debe llegar con el tiempo a estandarizar.”
Leire San José, Universidad del País Vasco
“Desde el punto de vista de la RSC, es importante analizar y cuantificar el valor social de las organizaciones para contar con esa información y tenerla en cuenta en la toma de decisiones y prioridades internas y estratégicas, y también poder comunicarlo a los stakeholders.
En Cataluña, la Fundació Formació y Treball fue la primera en la que se aplicó esta metodología de cálculo del valor social. Creó muy buen acogida y a raíz de este trabajo, la Pompeu Fabra planteó aplicar la metodología a la propia Universidad. Se está viendo mucho interés por parte de otras universidades.”
Silvia Ayuso, Directora de la Cátedra MANGO de RSC en ESCI-UPF
“La medición del impacto social supone un camino, es un proceso, y lo importante es empezarlo. Es un proceso de transformación interna, participativo y una herramienta de comunicación.”
Lucía Velasco, Responsable de Estudios de Fundación Tomillo